Adopción y donación de embriones en España

En la actualidad, cada vez nos encontramos con un mayor número de mujeres que por diferentes causas como la edad, enfermedades hereditarias, cirugías previas, etc., sus ovarios pierden la capacidad de producir los ovocitos sanos imprescindibles para la concepción. Para poder cumplir nuestro deseo de ser madres y llevar a cabo la gestación de nuestro bebé, podemos recurrir a dos técnicas diferentes: DONACIÓN DE EMBRIONES y ADOPCIÓN DE EMBRIONES.

 

  • La “donación de embriones” son aquellos embriones que proceden de parejas que los han cedido expresamente a personas de forma altruista y anónima.

 

  • La “adopción de embriones” son aquellos embriones que la pareja no ha concretado su destino tras el tratamiento de fertilidad realizado y pasado un periodo de tiempo generalmente de 2 años, quedan a disposición de los centros en los que estén congelados, que podrán destinarlos a cualquiera de los fines que recoge la ley, incluida, la donación a otra parejas que quieran tener hijos.

 

 

Las mujeres, solteras o en pareja, que deseen ser madres a través de la donación o adopción de embriones pueden optar entre dos vías:

 

1. Embriones de pacientes: son aquellos que provienen de un tratamiento de FIV de una pareja que han conseguido embarazo y nacimiento de su hijo. Estos embriones permanecen congelados en centros especializados.

 

2. Embriones formados por un óvulo de una donante y por esperma de un donante. Se permiten embriones frescos (mayor probabilidad de éxito) o congelados.

 

La primera opción es posible si tenemos embriones de parejas con rasgos físicos similares o de las características que buscamos para nuestro futuro bebé.

 

Es importante destacar que en la segunda opción, se parte de óvulos de donantes que suelen ser jóvenes y por lo tanto sus óvulos generalmente son de alta calidad y numerosos. Así mismo, después de rigurosas pruebas médicas, contamos con un esperma de gran calidad y alta movilidad. La combinación de óvulo y de esperma de donantes aumenta considerablemente las posibilidades de éxito de embarazo alcanzando un 60% de probabilidades ante un 40% de la primera opción.

 

Como contrapartida, la segunda opción se encarece significativamente porque a diferencia de lo que ocurre en los embriones de parejas, los gastos de todo el proceso, incluida la medicación, recae exclusivamente sobre la pareja receptora. Por otro lado es importante destacar que en la opción de embriones formados por ambos donantes, se garantiza una segunda transferencia en caso de no quedar embarazada la primera vez.

 

En la primera visita a la clínica, se comprueba el buen estado de salud de la mujer para poder llevar el embarazo, se realiza una revisión ginecológica (puede aportarla de su ginecólogo) y se asignan los embriones.

Posteriormente, se realiza una ecografía y una prueba indolora del catéter con el que se transferirán los embriones a través del cuello del útero.

Se indica el tratamiento de medicamentos a seguir y se elige conjuntamente la fecha de descongelación y transferencia embrionaria.

 

Para evitar el riesgo de que en un futuro se encuentren los hermanos, el sistema diseñado para la asignación prevé que los embriones cambien de comunidad autónoma o país.

Muchos de los ciclos practicados corresponden a mujeres de países distintos: España, Italia, Reino Unido, Francia, Alemania, Suiza, Noruega, Holanda, Irlanda, Bélgica, Bulgaria, Suecia, Austria, Finlandia, Méjico, USA, Australia, Argelia, Argentina, Guatemala, Canadá, Rusia, Albania y Marruecos.

 

Por último, queremos recalcar que el deseo de nuestros programas es ofrecer a todos estos embriones la posibilidad de VIVIR, ayudarles a encontrar un hogar y construir una nueva familia feliz.

 

Más información: www.vientredealquiler.com      www.californiafertilitypartners.com