Donantes de Óvulos en Procesos de Reprodución Asistida

Al contrario que las madres subrogadas las donantes de óvulos aportan el 50% de la carga genética de futuro bebé, por ello los requisitos a la hora de selección  son más cuidadosos por parte de las agencias, que cuentan con una gran cantidad de perfiles de todo tipo, así como múltiples combinaciones interraciales.

 

Todos los perfiles de las donantes de óvulos incluyen:

 

  • Historial médico familiar a lo largo de 3 generaciones.
  • Historial obstétrico si fuera necesario.
  • Evaluación psicológica
  • Resumen de su seguro médico.
  • Todo tipo de referencias educativas y vocaciones. Intereses personales, hobbies y  retos personales.
  • Fotos de la donante de óvulos y/o madre sustituta (en el caso de una inseminación artificial, IA) y de su familia.

 

Las donantes de óvulos pasan evaluaciones psicosociales, estudios psicológicos completos y autorizados, pruebas médicas y cualquier otro tipo de control extraordinario que los futuros padres crean convenientes. Muchas de ellas, casi la mayoría, prefieren permanecer en el anonimato pero por el contrario, las pocas que no lo hacen suelen sentirse muy cómodas encontrándose con los futuros padres.

 

El exhaustivo proceso de selección de las donantes de óvulos por partes de las agencias que las contratan tratará de garantizar un elevado éxito a la hora de la estimulación ovárica,  que consiste en inducir una ovulación múltiple mediante medicaciones hormonales.

 

 

Selección de donantes

 

Cuando una mujer decide ser donante de óvulos, se somete a un proceso de selección diseñado para asegurar su candidatura para el procedimiento. Para donar óvulos, una mujer por lo general debe estar entre los 21 y 34 años. El proceso de selección es riguroso, ya que la donación de óvulos tiene que superar unas pruebas con componentes físicos, jurídicos, psicológicos y emocionales. Las mujeres que consideran la donación de óvulos deben someterse a un examen médico, evaluación psicológica, y la evaluación de sus características físicas y de personalidad.

 

Evaluación médica: La evaluación médica inicial consiste en un examen físico, incluyendo un examen pélvico, la elaboración de muestras de sangre, pruebas de detección de enfermedades infecciosas y hereditarias o trastornos, y la medición de los niveles hormonales. Estas pruebas están diseñadas para detectar las condiciones preexistentes de salud que afectan a la candidatura de una mujer.

 

Historial familiar: Si no presenta problemas médicos familiares, la futura donante completa un cuestionario detallado sobre el historial médico y psicológico de su familia, así como su estilo de vida y consumo de sustancias. Con estas pruebas se intenta descartar posibles problemas genéticos y riesgos para la salud que podrían descartar a la candidata a donante de óvulos.

 

Evaluación Psicológica: La donación de óvulos puede implicar complejas cuestiones éticas, emocionales y sociales, a las candidatas a donantes de óvulo. Es de vital importancia que las mujeres que deseen donar sus óvulos se encuentren en un estado psicológico y emocional estable para hacer frente a las diferentes situaciones que se presentan durante todo el proceso. La evaluación psicológica se ha diseñado para ayudar a una mujer a discernir su postura sobre la donación de óvulos, prevenir el trauma emocional, abordar sus preocupaciones sobre el proceso, y ayudar a asegurar que va a cumplir con sus obligaciones para el beneficiario.

 

Evaluación de las características personales: las características personales de la donante, son evaluadas con el fin de proporcionar a los beneficiarios potenciales con un entendimiento de las posibles características genéticas del feto. Las características físicas más importantes a la hora de realizar la selección son: estatura, peso, raza, color de ojos, los intereses, el coeficiente intelectual, y aficiones. Estas características se compilan en un perfil, que posteriormente los destinatarios utilizan para hacer su selección de los donantes.

 

 

Selección de las donantes de óvulos por los Beneficiarios

 

Una vez se considere que la candidata es apta para donar sus óvulos tras un exhaustivo proceso de selección, serán los futuros padres quienes procedan a su elección. Algunos receptores optan por escoger a su donante en base a su perfil, mientras que otros eligen la opción de una donante conocida. La selección de donantes es un proceso complejo donde todos los diferentes factores tienen su importancia. Algunos de estos factores incluyen:

 

Edad: A medida que una mujer llega a sus 30 años de edad, la calidad de los óvulos disminuye, reduciendo potencialmente las posibilidades de éxito.

 

Físicas o características de la personalidad: Los beneficiarios podrán basar su elección, en parte, en la personalidad de una donante o en los rasgos físicos que puedan ser transmitidos a los niños, incluyendo el origen étnico o cultural y el coeficiente intelectual.

 

Disponibilidad para futuras donaciones: la voluntad de una donante en repetir nuevamente para aportar óvulos en el futuro es importante para los beneficiarios que buscan que sus hijos sean hermanos biológicos.

 

Las enfermedades infecciosas o genéticas: Una de las diferencias entre una enfermedad infecciosa y una genética es que la primera se puede transmitir desde la donante hacia la receptora, y la enfermedad genética se transmite de la donante al niño.

 

 

Proceso de identificación

No se revela la información personal de la donante (nombre y apellidos, domicilio, empleo, número de seguro social, número de permiso de conducir) a los pacientes ni a los niños que nazcan como resultado de este proceso de donación, a menos que la donante lo permita expresamente.

 

Documentación legal

Una vez que los futuros padres han seleccionado a la donante y se apruebe la extracción del óvulo, es preciso que firme algunos documentos legales que describen la retribución y las condiciones del proceso de donación. En ellos, la donante renuncia a todos los derechos de maternidad respecto de todos los embriones que se creen o los niños que nazcan como resultado de la donación de sus óvulos. No recibirá ningún tipo de información acerca de la identidad de los niños ni los embriones.

 

 

Anticoncepción


Es importante que utilice un método anticonceptivo que sea eficaz o que se abstenga de mantener relaciones sexuales en el transcurso del mes en el cual se efectuará la extracción de óvulos. El propósito de esta medida cautelar es evitar un posible embarazo y no contraiga ninguna enfermedad de transmisión sexual.

 

 

El Proceso de Donación de Óvulos

 

Una vez que una candidata es elegida para realizar la donación de óvulos, se somete a un proceso para sincronizar su ciclo menstrual con la de la receptora. A continuación, se le dan hormonas para estimular sus ovarios a fin de aumentar el número de óvulos producidos. Si bien cada caso es variable, el proceso de donación de óvulos normalmente dura aproximadamente alrededor de 2 a 3 meses: un par de semanas para la detección, otras para la sincronización menstrual, aproximadamente 10 días para la estimulación de los ovarios, y un día de recuperación para la cirugía.

 

Sincronización: Para sincronizar los ciclos menstruales de la donante y la receptora, la donante deja de tomar las píldoras anticonceptivas y mediante inyecciones de hormonas se consigue sincronizar ambos ciclos. Durante la sincronización, las donantes pueden experimentar síntomas similares a la menopausia, como sofocos, fatiga, tensión mamaria, hinchazón y cambios de humor.

 

La estimulación de las donantes: Una vez que los ciclos se sincronizan, a la donante se le inyecta altas dosis de hormonas que estimulan sus ovarios para que produzcan varios óvulos a la vez. La donante debe inyectarse las hormonas bajo la piel o en un músculo una vez al día durante unos diez días.  Las donantes son controladas mediante continuas ecografías para seguir su progreso y evitar la sobrestimulación de los ovarios. Los síntomas durante la estimulación puede ser similar a aquellos durante la sincronización. Las donantes que experimentan dolor abdominal, la presión y la inflamación deben contactar a su especialista en infertilidad de inmediato, ya que estos pueden ser síntomas de una complicación más grave (síndrome de hiperestimulación ovárica).

 

La extracción de óvulos: Cuando los óvulos están listos para la extracción, se somete a la donante a un procedimiento quirúrgico menor que dura unos 30 minutos. Una vez que la anestesia ha surtido efecto completo, una sonda delgada se inserta en el cuello del útero, a través del cual una aguja muy pequeña se inserta en cada folículo. Los óvulos son retirados de los folículos mediante una succión suave. Después de la cirugía, las donantes deben reposar el resto del día. En ese preciso instante, los óvulos son fecundados con el esperma mediante el proceso de fecundación in vitro.