Subrogación para Lesbianas y para Gays

Gestación por sustitución para lesbianas

 

Para las parejas lesbianas y las mujeres solteras cuyos úteros no son funcionales, o con enfermedades que conllevan riesgos graves para ellas mismas o para el feto durante el embarazo, o que no han concebido a pesar de someterse a varios ciclos de FIV sin motivos médicos conocidos, tienen como último recurso la posibilidad de ser madres a través de la maternidad subrogada.


Antes de emprender un tratamiento, todas las mujeres pasan por una serie de pruebas para detectar factores que podrían dificultar la concepción. Tras este estudio de la fertilidad, se procede a elaborar un plan de tratamiento individualizado.


Los principios médicos detrás de esta técnica son los mismos que en los ciclos de óvulos donados que se implantan en el útero de una receptora. La mujer que produce los óvulos se somete a estimulación ovárica y se extraen sus óvulos para un ciclo de FIV, al mismo tiempo que se prepara para la concepción el útero de la futura gestante con estrógeno y progesterona. Los óvulos se obtienen mediante una sencilla intervención de cirugía ambulatoria para la cual sólo se administra una anestesia suave. Los óvulos se fecundan y los embriones se cultivan durante varios días. El día de la transferencia, los embriones que presentan las mayores posibilidades de dar lugar a un embarazo se colocan en el útero de la receptora. El número de embriones transferidos depende de la edad de la futura madre o, si fuese preciso donante de óvulo, y de la calidad de los cultivos.


Los índices de embarazo con la gestación por sustitución dependen sobre todo de la edad de la mujer que produce los óvulos. Cuando se utilizan óvulos donados para la gestación por sustitución, y siempre que los óvulos como el útero se hallen en estado óptimo, las tasas de éxito son de las más altas posibles en la medicina reproductiva de hoy en día, con tasas de embarazo de entre el 75% y el 80% e índices de parto superiores al 60%.

 

 

Subrogación para Gays

 

Queremos destacar el importante incremento de embarazos por encargo de madres de alquiler para gays. Por lo que las madres de alquiler están dejando de ser una opción exclusiva de matrimonios con problemas de fertilidad, dando lugar a constituirse un servicio cada vez más utilizado dentro de la comunidad gay internacional, ayudando  ello a poder realizar el sueño de ser padres y constituir una familia en igualdad de condiciones a las de una pareja heterosexual.


Los hombres solteros homosexuales y las parejas de gays pueden formar una familia gracias a las técnicas de la medicina reproductiva. La fecundación in vitro con óvulos de donantes y los espermatozoides del padre o los padres y la posterior transferencia del embrión a una madre gestante sustituta (vientre de alquiler) permiten a los hombres solteros y a las parejas gays tener hijos biológicos propios.


Las tasas de embarazos con óvulos de donantes y madres sustitutas se encuentran entre las más altas que existen en la reproducción asistida. Las altas tasas de éxito se deben a la juventud de las donantes y a las condiciones uterinas óptimas de las madres gestantes.


Tanto las donantes como las madres gestantes son seleccionadas por agencias especializadas que llevan a cabo el reclutamiento y la criba de las candidatas, facilitan el contacto con abogados especializados en derecho reproductivo y prestan asistencia en la formalización de todos los trámites.

Todas las mujeres que desean donar óvulos o servir de gestantes pasan una serie de exhaustivas pruebas médicas y psicológicas y se reúnen con un abogado especializado en estos casos antes de comenzar con los tratamientos de fertilidad.


El equipo médico, y los profesionales de laboratorios que colaboran en otros países, realizan todos los estudios médicos necesarios antes y durante el tratamiento. Cada ciclo de tratamiento lo supervisa los endocrinólogos especializados y todas las intervenciones se practican en los centros de Estados Unidos.


Estamos ayudando a personas de todo el mundo a formar su propia familia por medio de las técnicas de reproducción asistida.


Si desean más información sobre cómo comenzar el proceso, no duden en llamarnos o mandarnos un e-mail para concertar una cita con nuestros profesionales.